CAMINO DE SANTIAGO POR VALORES

LOS VALORES DEL CAMINO DE SANTIAGO

Tanto si has hecho el Camino de Santiago como si no lo has hecho, te invito a verlos desde el punto de vista de los valores a tener en cuenta que son muchos. Hace unos meses decidí dejar la empresa a la que le dediqué los últimos 30 años y de la que solo puedo hablar bien. Como las casualidades no existen, me encontré un día a mi amigo Pepe que estaba paseando con su perro, paré el coche y estuvimos charlando un rato.

Durante esa charla, me comentó que había hecho el Camino de Santiago varias veces y en diferentes formatos y sacamos a colación los valores personales que podemos honrar a la hora de hacer el Camino de Santiago. En ese momento se me encendió la bombilla y pensé, why not? y como no soy persona de darle muchas vueltas a las cosas, decidí honrar el primer valor: La planificación

EL VALOR DE LA PLANIFICACION

«No planificar es planificar fallar», no sé quién lo dijo lo que sé es que razón no le falta. Lo primero que hice fue elegir las fechas y las etapas, no busqué mucho porque quería cambiar el chip de mis últimos 15 años en los que tenía programado cada minuto de mi vida. Elegí hacer las últimas 9 etapas del camino francés que va desde Ponferrada hasta Santiago con un total de 210 km más los que haces cuando has llegado a destino.

Pregunté a Eva y Enkarni que lo habían hecho unos meses antes y me dijeron que no me preocupara de los alojamientos que no habría problema. Error, el tipo de alojamiento que yo buscaba (hostal o pensión) estaba casi agotado por la gran afluencia de extranjeros en mayo y junio. Por suerte (algo que me acompaña en mi vida) me avisaron cuando recogí la credencial y en Ponferrada reservé para el resto de los días.

Conclusión: No aplicar el valor de la planificación me supuso tener que coger alojamientos más caros, es decir pagar más por lo mismo. Mi recomendación es que incluyas en tu vida el valor de la planificación para evitar sorpresas de última hora, ahorrarás tiempo y dinero.

EL VALOR DEL APOYO

«Si quieres llegar rápido camina solo, si quieres llegar lejos, camina acompañado» este refrán viene al pelo para el Camino de Santiago. La segunda etapa de esta parte del camino francés, transcurre entre Villafranca del Bierzo (me gusto mucho, arquitectura, paisaje y oferta gastronómica) y O’ Cebreiro que es el primer pueblo de Galicia que nos encontramos por esta parte del camino. La etapa es de 29 km y los últimos 9 son de subida, en especial el tramo entre La herrería y la Faba de unos 3 km sin asfaltar, camino estrecho y pedregoso.

Como iba solo comencé temprano a caminar y los primeros 20 km los hice sin mayor dificultad, el tramo complicado, también, me costó más, fui más despacio pero estuvo bien. La dificultad llegó en los últimos 5 km que eran todos de subida y me quedé sin agua a 1000 metros de altura y sudando por el esfuerzo era un inconveniente.

Por suerte (otra vez) en ese tramo había varios peregrinos que me apoyaron con agua y con ánimos. Al final conseguí llegar a la cima gracias al valor del apoyo que en esta ocasión vino por parte de varios caminantes. Al principio de la etapa fui yo el que apoyé a una persona que estaba bastante despistada y le pude ayudar.

LLEGADA A GALICIA

EL VALOR DE LA CALMA.

Hasta ahora hemos tratado 2 ejes de valores del Camino de Santiago, el eje económico pragmático con el valor de la planificación y el eje ético social con el valor del apoyo, ahora entramos en el eje emocional con el valor de la calma. Te invito a conocer más sobre los valores y sus 3 ejes aquí

En la tercera etapa llegué a Samos, debido a no planificar, aterricé aquí ya que no es una etapa específica del camino francés (solo una alternativa) y además de la ruta más bonita pude disfrutar de la calma de este lugar. Acompañado de una tarde espectacular de primavera, comí bien y luego, en la pensión Santa Rosa, tenía una hamaca para disfrutar de una siesta como en pleno Caribe.

Al finalizar mi merecida siesta, me di un paseo por el malecón para meditar un rato y escuchar el silencio, interrumpido solo por el murmullo del agua y el canto de los pájaros. Para finalizar el día y cuidar mis piernas, fui a hacerme un masaje y me atendió Estela, una vecina de Samos que me dejó nuevo.

Hacía mucho tiempo que no disfrutaba tanto de forma consciente del valor de la calma. Uno de los valores a honrar en el Camino de Santiago.

El valor de la calma

EL VALOR DE LA DETERMINACION

Al levantarme para hacer la cuarta etapa que me llevaba hasta Sarria de 20 km aproximadamente, tenía el tobillo hinchado como una bota. ¿Seguir o parar? el dilema estaba servido. Tenía claro que el precio de mi rendición era más alto que un tobillo hinchado.

El valor de la determinación no solo es válido para el Camino de Santiago, es el valor del éxito. ¿Cuántas personas » determinan» pero luego «no terminan»?. El mismo nombre es curioso esto va de terminar, empezar es sencillo, que levante la mano el que no ha decidido comenzar el lunes una dieta, hacer deporte, dejar de fumar o aprender inglés (son los top) y más del 90 % determinan pero no terminan.

Si ese es tu caso y por más objetivo que te propones, no alcanzas el éxito, no te desesperes, te puedo ayudar sin compromiso ( ver más )

Te adelanto uno de los motivos, todo lo que hacemos en la vida, lo hacemos desde el amor o desde el miedo. Cuando lo haces desde el miedo (para huir de donde no quieres estar) la motivación inicial es más grande pero esta disminuye de forma exponencial a medida que avanzas. Si lo haces por amor ( para estar donde quieres estar) la motivación dura más tiempo.

Ejemplo, si pesas 75 kg y te gustaría pesar 68 kg, desde el miedo es probable que cuando llegues a 71 kg, dejes de hacer lo que te ha conducido hasta ahí porque ya no estás donde estabas, ya has huido. Sin embargo, si tu objetivo es pesar 68 kg para estar más saludable, es decir lo haces por amor, la motivación durará mucho más.

TOBILLO HINCHADO

EL VALOR DE LA CONFIANZA

Como decía Sabina, cuando menos te los esperas, » el diablo va y se pone de tu parte «. La confianza es el valor de los valores y por supuesto que hacer el Camino de Santiago sin el valor de la confianza, debe ser complicado. En la etapa de la calma, esta se apoderó tanto de mí que me dejé el cargador, pude llegar a Sarria sin problema, también una etapa muy bonita.

Fui a comprar un cargador y no funcionaba, al final compré otro que sí que funcionaba. Pasé el resto de la jornada paseando por Sarria. Hay 3 días al mes que hacen un mercado en el que vienen diferentes » pulpeiras » y otra vez la suerte, uno de los días es el 27 y pude disfrutar de un pulpo excelente. Luego volví a a la pensión 7 en el camino y Rocío me intentó ayudar con el cargador pero no había forma.

Decidí confiar en que ya se solucionaría y salí por la tarde a disfrutar del malecón y tomar un albariño disfrutando del paisaje. Ya de vuelta a la pensión puse el móvil a cargar cuando me acosté, ya estábamos el móvil y yo casi sin batería. Le costó, pero con paciencia, empezó a cargar. Luego me desperté sobre las 12, miré la hora y seguí durmiendo. Al despertar, el móvil estaba sin batería y allí estaban todas las reservas y todos los contactos.

No sabía qué hora era y decidí confiar en que se solucionaría. Salí dispuesto a hacer la etapa hasta Portomarín, tenía que llegar antes de mediodía porque era sábado y además había que solucionar el problema del teléfono. Encontré a 2 jóvenes que volvían de una noche de juerga y me dieron la hora, 5:30 ¿qué iba a hacer? podía esperar o continuar a pesar de que era de noche.

Entonces decidí aplicar el valor de los valores, la confianza. Comencé a caminar y encontré un bar abierto en el que tomé un café mientras el día se acercaba. Volví a probar a cargar, pero no hubo manera. Todavía era noche cerrada y en breve me adentraba en la parte boscosa del camino con muy poca visibilidad y justo en el cruce de caminos, me encontré a una pareja de jubilados alemanes con su luz reglamentaría en la frente y pude hacer parte de la etapa con ellos hasta que amaneció. Luego paré a desayunar y como por arte de magia el móvil comenzó a cargar y hasta el día de hoy, no ha dado problemas.

PULPO A FEIRA EN SARRIA

EL VALOR DE LA DIVERSION

Llegué bien el sábado a Portomarín, etapa de 25 km aprox. Uno de los valores importantes del Camino de Santiago, es la diversión. Hay muchas personas que lo hacen por algún objetivo religioso, otros por un tema espiritual y otros simplemente por diversión.

En mi caso era una mezcla de ambas cosas, la primera parte para estar a solas conmigo, cosa que va bien hacer de vez en cuando. La segunda por diversión y ese fue mi propósito el día que pasé en Portomarín, en primer lugar, busqué un sitio para comer bien y estar a gusto, solo conseguí la segunda parte.

Pregunté a uno de los lugareños y me indicó un lugar, me acerqué y tuve la suerte de disfrutar de una cerveza top , en muchos lugares tienen Estrella de Galicia que llenan en barriles y además la tiran bien, me senté en una terraza con vistas al rio, con aspersores de agua para mitigar el calor y con música rock de la que me gusta ¿quién da más?.

El valor de la diversión a veces está un poco mal visto, parece que tengamos que pasarnos la vida, en especial en las empresas, con cara de amargad@. Divertirse es una parte importante de la vida, no está reñido con el resultado, más bien, está alineado, cuando te diviertes, mejoras los resultados. Si el objetivo del camino hubiera sido llegar, lo habría hecho en 2 horas en coche. Uno de los objetivos era honrar el valor de la diversión.

AMANECE EN EL CAMINO

EL VALOR DE LA PERSEVERANCIA

Otro de los valores tanto para el Camino de Santiago como para una vida exitosa (sea el que sea tu concepto de éxito). Es el tercer valor del eje rojo o económico pragmático primero planificar, determinar y perseverar. en los 210 km oficiales más paseos, he calculado que he hecho 400.000 pasos en 10 días. ¿cómo crees que los he hecho? como casi todo en la vida, paso a paso (aprovecho la metáfora)

En el momento histórico que vivimos, lo queremos todo y todo ya y esto tiene su parte positiva, a los que practicamos el valor de perseverar, nos es mucho más fácil sobresalir que a los que no lo hacen. Como decía Bruce Lee «Tarde o temprano, la disciplina, vence al talento»

Ahora imagina que a la perseverancia, le unes el talento, sería un dúo invencible. La perseverancia es un valor para ayudar a las personas de «menos recursos» a alcanzar sus sueños, es como una beca que te da la vida para llegar donde no alcanza tu talento.

A veces se me pasó por la cabeza coger un taxi para llegar al próximo pueblo. El dolor en el tobillo se agudizaba y no tenía necesidad ninguna de sufrir, pero en mi mente, no estaba sufriendo, me estaba preparando para retos futuros. ¿cómo llevas tú el valor de la perseverancia?

EL VALOR DE LA PERSEVERANCIA

EL VALOR DE LA AMISTAD

No podía faltar el valor de la amistad en el Camino de Santiago. Muchos peregrinos deciden hacer el camino en solitario como es mi caso. En general, se genera un ambiente de hermandad en el que la gente está dispuesta a ayudar.

He hecho parte del camino con personas de diferentes nacionalidades, Robert de Irlanda, Juanjo de Málaga, la pareja de alemanes, un ingeniero informático del Tel- Aviv de cuyo nombre no me acuerdo, Francesca y su marido del norte de Italia, suegro y yerno de Salamanca y por último Gloria y Francisco de Lanzarote.

En los últimos días coincidí varias veces con Francisco y Gloria, compartimos cervezas, vivencias y la última cena en el gato negro de Santiago de Compostela. Compartimos contactos y como no sabemos lo que el futuro nos va a deparar, quizás haya sido el nacimiento de una bonita amistad.

LLEGADA A SANTIAGO

EL VALOR DE LA ALEGRÍA

Faltaban apenas 5 km para llegar a la plaza del Obradoiro cuando apareció la lluvia por primera vez. Justo al llegar al monte del gozo, tuve suerte hasta el final, pude gozar de la parte romántica que le impregna la lluvia a la catedral.

La culminación de un objetivo, sin duda te produce una alegría enorme y cuanto más haya costado llegar al final, mayor será esa sensación. En mi caso puedo decir que me produjo una gran alegría. Es el resultado final de la suma de todos lo valores honrados en el Camino de Santiago, la planificación, la perseverancia y la determinación del eje económico pragmático. La confianza, aunque está en los 3 ejes, aquí lo uso en el eje ético social, el apoyo y la amistad. La calma y la diversión del eje emocional para desembocar todos ellos en el valor de la alegría.

También es un chute de autoestima, ver cómo los planes salen tal y como los habías previsto.

SALIDA DEL CAMINO

CONCLUSIÓN

Entre la última foto y la primera ( aunque están en orden inverso ) he tenido la suerte de estar muchos rato a solas conmigo. También me ha valido para certificar lo importante que son los valores para el cumplimiento de los objetivos. Si eliges 5 valores para un proyecto y 5 acciones por valor, ya tienes más de la mitad del objetivo cumplido. Da lo mismo que sea para un viaje, para tu empresa, para tu familia, para un cambio de vida o un objetivo deportivo.

Los valores nos conectan con las emociones y las emociones son las que nos mueven. Si tienes algún proyecto en mente y necesitas la ayuda de un coach o mentor que te acompañe, te invito a pedir una cita sin compromiso aquí y espero poder ayudarte.

Si te ha gustado, te invito a que te suscribas, a que dejes un comentario, que me sigas en las RRSS y que lo compartas.

GRACIAS POR TU TIEMPO 🍀🙏